Blog

Noticias e información relativas a nuestros tratamientos

Nuevos enfoques terapéuticos para el dolor de espalda.

Probablemente el dolor de espalda sea una de los problemas de salud más comunes en todo el mundo, y una de las principales causas de discapacidad laboral

Desafortunadamente, el dolor de espalda también es una de las principales causas  del consumo de análgesicos, antiinflamatorios y medicamentos opiáceos usados para aliviar el dolor persistente (crónico) y el dolor súbito de moderado a intenso.

Muchos casos de dolor de espalda se resuelven en un plazo relativamente corto con o sin tratamientos, pero es importante tener en cuenta que aunque desaparezca , el dolor de espalda también podría ser síntoma de otro padecimiento completamente diferente, incluyendo un aneurisma aórtico, apendicitis, problemas posturales , ginecológicos, osteoporosis, artritis , cálculos renales, y lo que es más sorprendente según las últimas investigaciones: también podrían ser debidos a causas con origen psicológico o emocional. Así que, si su dolor de espalda no es el resultado de una causa física o lesión, lo recomendable es consultarlo con un médico para obtener una evaluación de la causa del problema.

Aunque a las personas no les guste ni crean en que sus dolores pueden tener una causa psicológica o emocional, lo cierto es que hay numerosas evidencias que lo respaldan, obtenidas a partir de perspectiva biopsicosocial que confirma la existencia de una relación dinámica entre los cambios biológicos, el estado psicológico y el contexto social.

La dificultad para aceptar la naturaleza multidimensional del dolor tiene su origen en la aceptación generalizada de los principios cartesianos que separan la mente del cuerpo.

Por el contrario, el enfoque de la medicina integrativa intenta considerar los aspectos físicos, psicológicos, sociales y emocionales del individuo como un todo integrado, y no por separado, atendiendo al importante rol de los factores biopsicosociales en la manifestación del dolor crónico, y en los procesos de la cronificación  e incapacidad de los pacientes.

¿Quiere esto decir que el dolor de espalda puede ser producto de su imaginación?

El recientemente fallecido Dr. John Ernest Sarno, profesor de medicina de rehabilitación clínica de la Escuela de Medicina de la Universidad de Nueva York , utilizaba las técnicas mente-cuerpo para tratar a los pacientes que tenían un dolor lumbar severo.

Fue el creador del método de diagnóstico y tratamiento del Síndrome de miositis tensional o neuromuscular SMT. El tratamiento a seguir para el SMT es totalmente distinto al protocolo de tratamiento habitual del dolor de espalda, puesto que va dirigido a corregir las causas del dolor y no sus efectos.

A pesar de que su método no es plenamente aceptado por la  medicina convencional, a lo largo de su carrera trató a más de diez mil pacientes en el Instituto Rusk de Nueva York, y es autor de libros tan reconocidos como “Libérese del dolor de espaldaISBN 978-84-7808-307-7 “ y “ Ealing Back Pain: The Mind-Body Connection” , del cual se han vendido cerca de 200.000 ejemplares.

 Fundamentos psicológicos del dolor.

Muchas de las personas que padecen un dolor de espalda no tienen anomalías detectables ni problemas estructurales, mientras que algunas de las que sí las tienen no sufren dolor.

De acuerdo con Sarno, una persona puede causar inconscientemente su propio dolor. En pocas palabras, el dolor que experimenta es la respuesta cerebral al estrés, enfado o miedo que no fueron abordados.Cuando este tipo de emociones son reprimidas, su cerebro redirige los impulsos emocionales para restringir el flujo sanguíneo a ciertas partes del cuerpo, como la espalda, cuello u hombros, lo cual desencadena el dolor. Quizá las típicas “sobrecargas” y tensión en el cuello y hombros que experimentamos tras intensas horas de estudio o trabajo no sólo tengan un origen postural.

Este dolor actúa como una distracción del enfado, miedo o ansiedad, que la persona no desea sentir o pensar. Esencialmente, el dolor puede actuar como un medio para evitar que las emociones indeseadas se descontrolen.

El Dr.Sarno acuñó para este padecimiento de dolor psicosomático el término “síndrome de tensión mioneural”,y él creía firmemente que la mayoría de las personas podrían superar su dolor al reconocer sus causas psicológicas.

Incluso si usted tiene problemas para creer en este concepto, la sola aceptación de ello podría desencadenar un poder terapéutico. En otras palabras, al considerar la idea de que, en realidad, su problema está originado por factores de estrés, en lugar de por un problema físico, podría permitir que el dolor desaparezca.

 


La conexión mente-cuerpo en procesos dolorosos.
 

Si bien muchos expertos en el tema del dolor están en desacuerdo con las teorías de Sarno, las investigaciones recientes refuerzan la idea de que, en muchos casos, el dolor tiene fundamentos psicológicos.

Un estudio publicado el año pasado por los Drs. Burger AJLumley MA2Carty JN1Latsch DV1Thakur ER1Hyde-Nolan ME1Hijazi AM1Schubiner H3, encontró que la terapia de expresión y conciencia emocional disminuyeron al menos en un 30 % el dolor musculoesquelético crónico en dos tercios de los pacientes; y el resto mejoró en un 70 %.

Más recientemente, un estudio publicado en diversos medios científicos –La conciencia emocional y la terapia de expresión, la terapia cognitivo-conductual y la educación para la fibromialgia: un ensayo controlado aleatorio grupal- concluyó que tratar el dolor de fibromialgia con terapia de expresión era más efectivo que la terapia cognitivo-conductual y el conocimiento general sobre la fibromialgia.

Las personas que tienen un dolor crónico y rigidez sobreestiman la cantidad de fuerza aplicada en sus espaldas durante los ensayos, protegiéndolas desproporcionadamente.La forma en que sobreestimaron esta fuerza estaba relacionada con el nivel de rigidez que sentían en sus espaldas : cuanto más rígida las sentían, más sobrestimaban la fuerza. Esto sugiere que la sensación de rigidez era una respuesta protectora, probablemente para evitar el movimiento”.

Los estudios descubrieron que estas sensaciones podrían modularse al utilizar diferentes sonidos. Lo que plantea la posibilidad de que podemos focalizar clínicamente la rigidez sin centrarnos en las articulaciones en sí, sino más bien, al utilizar otros sentidos.

El cerebro utiliza información que proviene de numerosas fuentes diferentes, incluyendo al sonido, tacto y visión, para crear sensaciones, tales como la rigidez.

Si podemos manipular esas fuentes de información, entonces podríamos tener la capacidad de controlar la sensación de rigidez. Esto origina la oportunidad de nuevas posibilidades de tratamiento.

Es el cerebro quien regula la sensación de dolor.

 Posiblemente convenga recordar que, si bien el dolor podría ser en  parte producto de su propia mente, no por ello deja de ser “real”.

Como señalan muchos especialistas, la sensación de dolor es regulada por el cerebro-ya sea por que tenga una aguja real clavada en  un dedo o por una  lesión que ya parecía haberse curado, pero que inexplicablemente sigue doliendo: en ambos casos, las fibras nerviosas que envían mensajes a su cerebro son las que le hacen sentir el dolor.

Una lesión importante no necesariamente tiene un desencadenante psicológico, pero si el dolor persiste mucho tiempo después de que la lesión se haya curado, podría estar involucrado un aspecto emocional en el proceso. Incluso es posible que el dolor deje marcas figurativas en el cerebro. Muchos deportistas , tras recuperarse de una grave lesión , “no vuelven a ser los mismos” a pesar de haber sanado completamente sus lesiones .

Cuando el dolor se siente durante un período de tiempo prolongado, aumenta el número de neurotransmisores que causan dolor en su sistema nervioso, y su umbral de dolor tiende a disminuir. En otras palabras, nos hacemos  más sensibles al dolor.

 El estado emocional cerebral podría explicar por qué diferentes personas no responden de la misma manera a lesiones similares.

Los resultados de numerosos estudios confirman que el cambio de actitud -las emociones de una persona- hacia el dolor hace que este disminuya .Muchos especialistas consideran que una de las medidas más importantes que las personas que padecen un dolor crónico podrían aplicar para ayudarse a sí mismas, es ser conscientes de lo que sienten.

 

 

El movimiento físico es un Componente esencial para el tratamiento del dolor de espalda .

El cuerpo necesita hacer actividad de forma regular para no manifestar dolor, y esto se aplica incluso si lo padece actualmente. Permanecer sentado o tumbado por un período de tiempo prolongado no solo restringe el flujo sanguíneo, sino que también podría desencadenar o exacerbar el dolor, incluso podría ser en si mismo la causa del dolor.

Cuando se permanece sentado durante largos períodos de tiempo, se acaba por acortar los músculos ilíacos, psoas y cuadrado lumbar, los cuales se conectan desde la región lumbar hasta la parte superior del fémur y la pelvis. Si estos músculos se acortan, pueden causar un dolor intenso al incorporarnos.

Cuando la cadera y caja torácica no realizan un movimiento adecuado, la espalda inferior también termina realizando un movimiento excesivo.

Muchas personas son propensas a “asumir ” el dolor y evitan moverse tanto como les sea posible, pero salvo en casos muy concretos, esto está contraindicado. De hecho en la actualidad muchos especialistas están de acuerdo en que cuanto más dolor tenga, es cuando verdaderamente necesita moverse más.

Los estudios confirman que, en primer lugar, el ejercicio no solo es la forma más efectiva para prevenir el dolor de espalda, sino que también es la mejor manera de evitar una recaída. Los ejercicios de fuerza, entrenamiento de flexibilidad y estiramientos fueron beneficiosos para disminuir el riesgo de dolor recurrente.

Las nuevas tendencias para el tratamiento de el dolor de espalda enfatizan en las terapias sin medicamentos.

Afortunadamente, cada vez más, los médicos han comenzado a recomendar hacer actividades en el caso de los pacientes que manifiestan un dolor de espalda

Según las declaraciones al New York Times del Dr. James Weinstein, especialista en dolor de espalda  “lo que debemos de hacer es dejar de medicamentar los síntomas. Las pastillas no mejorarán a las personas… el yoga y el tai-chi, son actividades maravillosas, pero… ¿por qué simplemente no vuelve a hacer sus actividades normales?. Sé que le duele la espalda, pero vaya a correr o caminar, sea activo, en vez de tomar una pastilla”.

Hoy en día, este enfoque se ha convertido en una nueva recomendación de las autoridades médicas en muchos países para tratamiento del dolor lumbar agudo y crónico, que abogan por  evitar la medicación como un tratamiento de choque, y en vez de eso, recomiendan un enfoque de terapias sin medicamentos.Para el Colegio Americano de Médicos estas recomendaciones se centran en tres aspectos fundamentales :

  1.  Si consideramos que, la mayoría de los pacientes que padecen un dolor lumbar agudo o moderado mejoran con el tiempo, independientemente del tratamiento, tanto los médicos como los pacientes deben seleccionar un tratamiento sin medicamentos consistente en calor superficial ,masajes, acupuntura o quiropráctica. Si es necesario utilizar medicamentos durante el tratamiento, es recomendable prescribir medicamentos antiinflamatorios no esteroides o relajantes musculares.
  2. En el caso de los pacientes que padecen un dolor lumbar crónico, tanto los médicos como los pacientes deben acordar inicialmente un tratamiento sin medicamentos con una combinación de ejercicio, rehabilitación multidisciplinaria, acupuntura, disminución del estrés ,tai-chi, yoga, ejercicios de control motor, fisioterapia ,relajación progresiva , manipulación espinal , ozonoterapia ,estimular la nutrición , circulación y oxigenación del esqueleto etc.
  3. En los pacientes que padecen un dolor lumbar crónico y han tenido una respuesta inadecuada a la terapia sin medicamentos, tanto los médicos como los pacientes deben considerar un tratamiento con medicamentos que incluya antiinflamatorios no esteroides como terapia de primera línea .Sólo deberían considerarse medicamentos que contengan algún tipo de opiáceos como una opción para los pacientes en los que hayan fallado los tratamientos mencionados y solo si los posibles beneficios superan los riesgos en cada paciente, una vez analizados con los pacientes los riesgos conocidos y los beneficios reales de dichos medicamentos.

Alternativas para aliviar el dolor de espalda sin medicamentos .

Sin duda la salud emocional y la capacidad para abordar el estrés de una forma eficaz, son componentes esenciales para una salud óptima, y ​​ello podría ejercer una influencia significativa en la capacidad de las personas de eliminar su dolor. Desgraciadamente, muchas personas rechazan este tipo de alternativas de tratamiento simplemente porque parecen “demasiado sencillas para ser eficaces”. Estamos educados para creer que recuperar nuestro bienestar implica hacer un tratamiento radical, a veces doloroso, cuando en la mayoría de los casos se necesita todo lo contrario.

Si tiene un dolor soportable, primero, pruebe alguna de las opciones que le recomendamos a continuación. Si sigue pensando que necesita un analgésico, consulte primero con su médico o farmacéutico.

Realice una consulta nutricional y un test de intolerancia alimentaria.

Algunos daños en nuestro sistema locomotor y articulaciones tienen su origen en carencias nutricionales y trastornos metabólicos. Reducir el consumo de cereales y azúcares en su alimentación disminuirá los niveles de insulina y leptina, y por consecuencia la resistencia a las mismas, que es una de las razones más importantes por las que se producen las prostaglandinas inflamatorias. Por eso que es tan importante evitar consumir azúcar y dulces para controlar el dolor y otros tipos de enfermedades crónicas.

Tome grasas omega-3 

Son precursoras de los mediadores de inflamación (llamados prostaglandinas ) , y puede aliviar el dolor entre otros muchos beneficios .

 

Expóngase regularmente al sol .

 

Al exponerse de forma regular y apropiada a los rayos del sol optimizada sus niveles de vitamina D, que intervienen en diversos mecanismos para disminuir el dolor. Además, exponerse a los rayos del sol tiene otros efectos antiinflamatorios para aliviar el dolor, que no están relacionados con la producción de vitamina D.

Las terapias con infrarrojos podrían ser muy útiles, ya que promueven y aceleran la cicatrización de los tejidos, aun en el interior del cuerpo.

 

Tapping.

Es una especie de acupuntura psicológica basada en los mismos principios de energía meridiana usada en la acupuntura tradicional, pero sustituyendo las agujas por simples golpecitos con las puntas de los dedos que son utilizados para permitir la entrada de la energía cinética a puntos concretos sobre la cabeza y pecho mientras se enfoca en su problema específico- una adicción, dolor, etc. –mediante afirmaciones positivas de su voz.

Al estimular los puntos de acupuntura con las yemas de los dedos, reequilibra su sistema energético, que tiende a disipar el dolor.

 

Quiropráctica

 

La terapia quiropráctica es a menudo más segura y menos costosa que los tratamientos médicos convencionales, especialmente cuando se utiliza para tratar el dolor lumbar.

Los médicos cualificados en quiropráctica, osteopatía y naturopatía tienen una amplia experiencia y formación integral en el manejo de trastornos musculoesqueléticos.

 

Acupuntura.

La investigación ha confirmado un efecto “claro y evidente ” de la acupuntura para tratar el dolor de espalda, de cuello, de hombros, lumbar y cervical

 

Fisioterapia y masajes.

La Fisioterapia es una alternativa terapéutica no farmacológica que, en muchos casos, ayuda a paliar los síntomas de múltiples dolencias, tanto agudas como crónicas. Asociada fundamentalmente con el masaje, su variedad de técnicas terapéuticas es mucho más amplia: calor, frío, luz, agua, técnicas manuales, corrientes eléctricas …

 

 

 

Fitoterapia.

El uso de las plantas medicinales y sus derivados con finalidad terapéutica, ya sea para prevenir, para aliviar o para curar las enfermedades,es casi tan antiguo como la propia humanidad.

 

En el tratamiento del dolor de espalda ,algunas plantas y vegetales pueden ser de gran ayuda :

 

Jengibre

Esta hierba tiene una poderosa actividad antiinflamatoria, proporciona alivio del dolor, y tiene propiedades para asentar el estómago.

 

Curcumina.

 

Esta planta ha sido usada en multitud de sistemas de medicina tradicional (china y otras). Las propiedades medicinales de la cúrcuma se atribuyen a la bioactividad de los componentes producidos en las rutas del metabolismo secundario: compuestos fenólicos y aceites volátiles. La investigación ha demostrado que estos curcuminoides intervienen en una amplia gama de procesos a nivel neuronal, cardiovascular, hepático e inflamatorio

 

Boswellia.

También conocida “incienso indio”, esta hierba contiene principios activos que ayudan a promover una respuesta normal inflamatoria en el organismo y a proteger los tejidos conectivos del cuerpo, tales como los tendones, los ligamentos y los cartílagos.

 

Crema de Capsaicina ( crema de cayena ).

La capsaicina es un componente activo de los pimientos picantes secos. Se piensa que alivia el dolor neuropático crónico al insensibilizar los nervios los mensajes de dolor. A dosis muy concentradas debe ser manejada con sin precaución pues puede causar dolor y ardor en la piel.

Earthing

Caminar descalzo sobre la tierra podría proporcionar en buena medida alivio del dolor, a través de combatir la inflamación y reducir las tensiones gracias a la estimulación de los numerosos terminales nerviosos que existen en la planta del pie y a que la energía fluye a través de nuestro cuerpo gracias a la carga eléctrica negativa de la tierra.

 

Compartir Entrada