Blog

Noticias e información relativas a nuestros tratamientos

Claves de la ozonoterapia en tratamientos médicos.

La ozonoterapia es una forma de tratamiento de medicina alternativa que pretende aumentar la cantidad de oxígeno en el cuerpo a través de la aplicación de una mezcla de ozono (O3) y de oxígeno (O2) producida por un equipo para uso médico. El ozono (O3) se comporta de forma completamente diferente al oxígeno. El ozono es mucho más enérgico y oxidante que el oxígeno, que es lo que hace tan valioso en numerosas aplicaciones, como la purificación del aire, purificación de agua y la medicina.

Miles de personas se preguntan con frecuencia en qué consiste la terapia de ozono y como les puede ayudar a mejorar sus problemas de salud.

Cuando uno oye por primera vez todas las cosas que el ozono puede hacer por su salud la reacción más común es: incredulidad. ¿Cómo es posible que una terapia que es tan eficaz en el tratamiento de muchas enfermedades no se utilice en todos los hospitales y clínicas médicas?. Bueno, esa pregunta es todo un tema en sí misma, y tiene mucho que ver con la reticencia que en algunos casos muestra la medicina convencional con respecto a la incorporación de terapias utilizadas por la medicina integrativa. Anteriormente ya ocurrió con terapias como la acupuntura o el reiky, aceptadas hoy en día en los sistemas públicos de salud de muchos países avanzados.

La Ozonoterapia es una técnica científicamente contrastada indicada actualmente en cinco patologías concretas: infecciones, disminución de las defensas, situación de isquemia (falta de irrigación sanguínea en cualquier parte del cuerpo), enfermedades neurodegenerativas y afecciones articulares agudas o crónicas, incluyendo hernias discales .

En el caso de hernias, por ejemplo, se utiliza para crear un cojín protector que permita disminuir la tensión muscular que afecta a la articulación correspondiente herniada, descomprimiendo la zona afectada y reduciendo la inflamación.

¿Qué puede hacer el ozono utilizado como terapia médica?

El ozono funciona tan bien para una amplia variedad de condiciones médicas y enfermedades que, lamentablemente, muchas personas no creen que los resultados obtenidos pudieran ser ciertos. Bueno, lo son. La razón por la que funciona para muchas enfermedades y condiciones se debe a que afecta a la bioquímica del cuerpo, raíz de todas las enfermedades.

  1. El ozono modula el sistema inmunitario ayudando a que funcione correctamente. Un sistema inmunológico debilitado significa que seremos vulnerables a enfermar. También significa que si enfermamos, es más difícil la recuperación si nuestro sistema inmunológico es débil. El ozono tiene la capacidad de ‘despertar’ al sistema inmunitario para que funcione mejor.
  2.  El ozono aumenta el suministro de oxígeno a los tejidos y células.Si dejamos de respirar oxígeno, todos estaríamos muertos en unos 8 minutos.  El oxígeno es necesario en nuestras células para producir energía. Sin oxígeno a nuestras células no pueden producir energía, y sin energía nuestras células morirían. El ozono aumenta la cantidad de oxígeno que se entrega a las mismas
  1. El ozono médico tiene grandes propiedades antisépticas (fungicidas, bactericidas y viricidas), analgésicas y anti-inflamatorias. Matar las bacterias es fantástico, ya que merma su capacidad para causar enfermedades. El ozono también inhibe la capacidad de un virus para unirse a las células.
  2. El ozono aumenta la producción de energía celular. Respiramos oxígeno para que pueda ser usado para crear energía en las células. Muy a menudo este proceso no se produce de manera muy eficiente, especialmente a partir de ciertas edades y estilos de vida poco saludables. El ozono ayuda a ‘reviatalizar’ este proceso para que puedas producir más energía de la que obtienes con el oxígeno que estás respirando.
  3. El ozono disminuye el nivel de oxidación en el cuerpo. 
    La oxidación es un proceso biológico normal esencial para la vida. El problema es que la oxidación a veces se sale de control en el cuerpo, y los niveles generales de oxidación son demasiado altos. Se ha observado por los investigadores que toda enfermedad se acompaña de un aumento de la oxidación en el cuerpo más allá de los límites normales. De ello se deduce que si reducen los niveles de oxidación en el cuerpo volviendo a la normalidad, lo estaríamos ayudando a recuperarse de cualquier enfermedad.
El ozono aumenta los niveles de los sistemas de enzimas antioxidantes en nuestro cuerpo, y también su actividad, ayudando al organismo para lograr una reducción global y vuelta al equilibrio de los niveles de oxidación en el mismo

El ozono puede aplicarse de múltiples maneras en función de sus objetivos terapéuticos: por insuflación, como pomada de aceite de ozono; con agua de ozono, mediante campana de vacío o cámara especial, por vía hemática y por inyección intraarticular, intramuscular o subcutánea.

La Ozonoterapia es eficaz en el tratamiento de:

  • Afecciones articulares
  • Hernias discales
  • Problemas físicos musculares
  • Fibromialgia
  • Fatiga crónica
  • Problemas circulatorios
  • Alergias
  • Menopausia, demencia, andropausia y otras afecciones degenerativas neurológicas
  • Herpes Zoster
  • Hepatitis
  • Tratamiento de la celulitis
  • Rejuvenecimiento
  • Inmunodeficiencias
  • Reducción de efectos adversos en tratamientos oncológicos
  • Control de infecciones agudas (vulvovaginitis por cándidas, osteomielitis crónica, fístulas, sinusitis, infección crónica de oído medio, úlceras tróficas, pie diabético, peritonitis, abcesos, forunculosis…)

La ozonoterapia no posee efectos secundarios, más allá de ligeros mareos que pueden producirse en determinados casos y cesan a los pocos minutos de su aplicación.

Todos los profesionales que utilizamos el ozono somos conscientes de que el ozono no es la panacea que todo lo cura. No obstante, tiene una fantástica combinación de propiedades y efectos que pueden corregir y mejorar los sistemas básicos que apoyan la salud y la vida misma: de oxigenación, la oxidación, la modulación del sistema inmune, la activación del sistema de enzimas antioxidantes, antibacterianos, antivirales, antifúngicos etc. Elimina casi todos los organismos patógenos y, sin embargo , es un gran apoyo para todos los procesos bioquímicos básicos esenciales.

Reserva ahora una cita y nuestro equipo médico le informará sobre los espectaculares resultados de esta técnica en la curación de numerosas afecciones.

Compartir Entrada